jueves, 6 de septiembre de 2012

ENTRE LADRONES Y CORRUPTOS, DIGO ENTRE BANCOS Y GESTORES PÚBLICOS

       Entre los bancos que por su afán de ganar más y más 'perres' a toda costa y sin mirar para los demás, que nos metieron por los ojos productos milagro de altísima rentabilidad, créditos bajos que se pagan solos, hipotecas fantásticas con coche incluido, etc. Y nosotros como borregos, picamos.

        Y entre unos gestores de dineros públicos que tampoco miran por los demás y gastan el dinero en chorradas y en limpiarse las 'pelotillas' del ombligo con paños calientes y guardarlas en maletas de lujo. 

         Y si a esto sumamos la subida del IVA, subida de precios (véase la gasolina),  la subida de la energía eléctrica, la subida de otros impuestos, la subida de ...

  
Vamos 'apañaos'.



Luz, teléfono, impuestos. ¡¡NO ME QUEDA DINERO EN LA CARTERA!!
      

          Empiezo a tener miedo porque veo a nuestros gobernantes estatales, autonómicos y locales que van a su bola, sin coordinación y preocupándose únicamente de sus 'pelotillas'. No ven las necesidades de los ciudadanos, no ocurre con todos los políticos, pero sí con la mayoría.

       Esto me recuerda una frase qué estaba escrita en la fachada lateral del Instituto Leones de Cultura, hace muchos, muchos años,  qué decía:

"El mundo no será libre hasta qué el último burócrata sea colgado por las tripas del último capitalista"



  Ante esta situación, ¿Qué podemos hacer?, ¿Qué puedo hacer?


      Pues, tenemos qué organizarnos, nosotros, los de a pie. No organizar 'chiripitauflatadas' como las del Sr. Gordillo, eso es robar.

      Lo qué sí podemos hacer, por ejemplo, es una 'quedaba', o sin quedar, es igual, en cualquier supermercado de la ciudad, comprar, cada uno, un € de comida (aquí es donde haría falta un poco de organización) y llevarlo todos juntos al banco de alimentos más próximo. Estos actos llaman la atención a los medios de comunicación (otros qué miran sólo para su ombligo) pero también son efectivos y palian de momento una necesidad a las personas que más lo necesitan. Una vez terminada la buena obra del día, no nos vamos para casa, no, quedamos para el próximo mes en otro supermercado (hay que repartir riqueza).

    Seguro que se pueden hacer muchas más acciones, esta es la que se me ha ocurrido hoy, hay que empezar por una. De momento voy a ir al Supermercado y comprar un par de kilos de legumbres para llevarlos hasta el banco de alimentos de León. Es un acto pequeño, pero sé que hay gente que tiene un situación mucho peor que la mía, que ya es decir. Si alguien se anima que haga lo mismo.



YO VOY. ¿Y TÚ?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por tus comentarios. Un saludo